Saltar al contenido
Razas de Galgos

Galgo Afgano

Galgo afgano

Galgo o lebrel Afgano y su características

Galgo afgano
Galgo afgano

El galgo Afgano, de pelaje suave, largo y fino, son quizás, los más conocidos de los lebreles, por su considerable belleza.

El galgo o lebrel afgano es una de esas razas de perros que a todo el mundo le gustaría conocer. Es una raza peculiar, con un pelaje espectacular pero que necesita de muchos cuidados para mantenerlo bonito y en buenas condiciones, es por eso que se necesita mucha información minuciosa sobre esta raza para conocerlo a fondo y cuidar cada uno de sus aspectos físicos y de comportamiento. Se trata de una raza proveniente de Afganistán, y por lo tanto, tiene que estar adaptado al clima de la zona, de ahí que su pelaje sea tan largo y tupido, para protegerse de las frías montañas afganas.

Origenes del galgo afgano

El galgo afgano es una raza antiquísima, existiendo incluso en el año 1000 a.C. en la zona donde actualmente se ubica Afganistán. En un principio se empleaba como perro de caza, pero actualmente en Europa se ha establecido como perro pastor y de caza, dada su alta resistencia y su fortaleza. Dado que es un galgo, se trata de un perro muy veloz y ágil, por lo que también se emplea como perro de compañía y de carreras.

Por tanto, podemos ubicar su origen en la zona de Afganistán, muchos años atrás, siendo considerado una de las razas más antiguas del planeta.

Carácter del galgo afgano cachorro

Lo primero a tener en cuenta, es que el galgo afgano de pura raza debe tener su pedigrí, sino estaríamos hablando de un origen totalmente incierto y el carácter de esta raza no sería el auténtico. Los cachorros de galgos afganos no muestran el pelaje largo que les caracteriza, ya que empieza a crecer a partir del primer año de vida. Son unos perros tranquilos y reservados, aunque pueden llegar a ser destructores si no se les controla y educa. Como todos los perros, necesitan ser educados desde bien pequeños para que no adquieran conductas indeseadas y explotar al máximo el lado positivo de esta raza. Los cachorros aprenden muy rápido, por lo que es bueno enseñarles algunas órdenes desde el principio.

Principales características físicas del galgo afgano

Esta raza es una de las más elegantes físicamente y muestran una energía que representa totalmente su carácter y gran fortaleza. Son perros vigorosos y atléticos, de movimientos veloces y potentes que necesita mucho ejercicio diario.

En cuanto a su físico, lo primero que nos llama la atención es su pelo largo, que le da un aire oriental y mágico que es digno de admirar. La mirada de los galgos siempre ha sido enigmática y penetrante, que es uno de los puntos fuertes de esta raza. Su físico es robusto y musculado, perfecto como perro de carreras o competiciones. El manto de pelo que cae sobre su cuerpo es lo que le da esa elegancia que tanto le caracteriza. Su pecho muestra fortaleza y resistencia, dando un aire de grandeza a toda su anatomía.

Galgo afgano
Características del galgo afgano.   Fuente: www.pixabay.com

Cómo educar a esta raza de galgo

Esta raza es muy independiente y soberbia, por lo que hay que tener cuidado a la hora de educarlos. El dueño deberá mostrar todo el liderazgo, siendo firme y sólido en sus órdenes, para, poco a poco, rebajar esa soberbia y enseñarle un buen comportamiento dentro y fuera del hogar.

Con una educación adecuada, el galgo afgano puede llegar a ser el mejor amigo de los niños, siendo muy afectuoso con los suyos, pero no con extraños. Su carácter distante le puede hacer algo frío y antipático, pero en realidad solo se muestra así por falta de confianza. Nunca llegará a atacar o mostrarse agresivo, a no ser que traten de agredir a su manada o sus compañeros de vida, es decir sus dueños. Por tanto, podemos decir que, si acabas de conocer a un galgo afgano, es mejor que vayas poco a poco para ganarte su confianza.

La alimentación de esta raza

El galgo afgano necesita unos cuidados y una dieta variada y equilibrada, cuya base sean proteínas de calidad y grasas saludables. Aunque es un perro que no parezca ganar peso nunca, hay que tener cuidado si no hace el suficiente ejercicio, ya que su figura atlética puede cambiar en pocos meses. Lo ideal para mantener en buen estado su pelo, es darle un pienso de calidad, no son recomendables los piensos de supermercado, siempre hay que buscar un mínimo de un veinte por ciento de proteína animal para que el galgo afgano tenga toda la vitalidad y energía.

Hoy en día, tenemos muy fácil el acceso a comida especializada para razas, como los galgos, ya que en Internet o tiendas especializadas podemos encontrar de todo para mantener su aspecto y su salud.

Colores del galgo afgano

El galgo afgano puede tener diversos colores, que van desde las tonalidades marrones o tierra, pasando por el rojo, hasta el negro azabache o albino. Lo que más llama la atención de esta raza es su variación en el color del pelo en la zona de la cara, el pecho o la parte baja de las patas.

Cada uno de sus colores es especial, incluso puede tener un color mixto, como los galgos atigrados, efecto dominó o negro fuego, con reflejos bronces por todo su pelaje.

Salud y enfermedades de esta raza

El galgo afgano es un perro generalmente que goza de muy buena salud, siempre y cuando haga todo el ejercicio necesario y tenga una buena alimentación.

El pelaje necesita cepillado casi diario y hay que prestar especial atención a sus oídos, ya que al tener las orejas caídas y cubiertas de pelo, pueden acumular bacterias y suciedad que pueden derivar en infecciones si no se limpian adecuadamente.

Hay que prestar especial atención a los problemas de cadera y tener cuidado con la administración de anestesias y tranquilizantes, pues son muy sensibles a ello.

Sobre el lebrel afgano y como adoptar, lo importante es informarse antes de cómo es esta raza y si es compatible con nosotros. El galgo afgano es una raza enigmática cuyo aspecto es digno de admirar, que necesita de cuidados específicos y una compañía adecuada el resto de su vida.