Saltar al contenido
Razas de Galgos

Galgo Inglés y sus características

galgo ingles blanco

galgo ingles blanco
Galgo inglés blanco

Galgo inglés – Lebrel inglés

El galgo inglés es conocido por todos, pues al pensar en una raza de perro de carrera, lo primero que nos viene a la mente son sus características morfológicas.

El galgo inglés es un perro estupendo debido a su carácter tierno y amable que a la vez no resulta tan empalagoso como sucede con otros perros. Con un galgo inglés, tendrás a tu lado un amigo de confianza pero no un amigo pesado ya que el galgo inglés alterna la vida familiar con varios ratos de independencia en los que le gusta estar solo, a su aire.

Esta raza de galgo es estupenda para convivir con niños pero sin embargo sí que hay que tener en cuenta algunos aspectos. Estos galgos, originariamente son perros cazadores y es por eso que si le obligamos a convivir con otras mascotas más pequeñas que él, puede que en determinados momentos se le despierte el instinto de presa. Precisamente por este motivo, pese a que es un perro que se lleva bien con los niños, es recomendable tener cuidado ya que los movimientos bruscos de estos, pueden también despertar los instintos de este galgo.

Vamos a conocer un poco más acerca de este galgo inglés para que puedas conocer mucho mejor tanto los orígenes, como algunas de las características más importantes de esta raza de perros.

Orígenes de esta raza 

Haciendo gala de su nombre, el galgo inglés proviene como no podría ser de otra forma, de Gran Bretaña. Los orígenes de esta raza son inciertos pero existen teorías acerca de los mismos en donde el origen se data al año 900 después de Cristo en donde fueron comerciantes árabes los que trasladaron diferentes razas de perros a Gran Bretaña y a través del cruce entre estos se dio origen a la raza del galgo inglés, también conocido como Greyhound.

Lo que sí que se tiene claro, es que esta raza de perros desde sus orígenes han sido utilizados como perros de caza. A día de hoy, además de seguir utilizándolo en la caza es bastante común verlos participar en carreras caninas originando muchos problemas, ya que las personas que tratan de hacer negocio con los mismos, deciden abandonarlos sin tener en cuenta todo lo que pueden aportar a una familia.

Descripción de esta raza de galgo

Es un animal alto, de pelaje corto, delgado y con una muy buena musculatura. Pueden llegar a medir, a la cruz, unos 75 centímetros de altura y alcanzar un peso de 40 kilogramos.

Aunque su origen es un tanto incierto, se cree que alrededor de los años 900 después de Cristo, varios ejemplares de estos animales de raza inglesa, fueron trasladados a Gran Bretaña por comerciantes árabes, quienes los utilizaban, inicialmente, como perros de caza.

Dadas sus características físicas y su disposición natural a corretear, en la actualidad son usados en competencias caninas de velocidad, en donde pueden llegar a alcanzar los 75 km/hora, lo que los convierte en los perros más rápidos.

Como dato adicional, consideramos interesante mencionar que estos perros han sido considerados, a lo largo de la historia, como animales aristocráticos, siendo la raza tradicional de la realeza, llegándose incluso a restringir su posesión en Inglaterra, durante muchos años, a personas que no fueran los nobles o el rey.

Cuidados del Galgo Inglés

A los amantes de los Galgos, el Greyhound o Galgo inglés no les pasa desapercibido. Pocos son los aficionados a estas mascotas que no sabrían que estamos hablando de un perro veloz. De hecho, está considerado el can más rápido del mundo. Puede llegar a alcanzar los 80 km/h. Esto hace que se deban extremar los cuidados del Galgo inglés, sobre todo, de aquellos que son empleados para las carreras.
Características del Greyhound Basta con echar una mirada al Galgo inglés para comprobar que su estructura física es completamente aerodinámica. Todo en él está dispuesto para alcanzar esas velocidades que lo sitúan entre los animales más rápidos del mundo. Cabeza estrecha, patas muy largas y cuartos traseros muy musculosos. Afortunadamente, disfruta mucho corriendo, porque todo estaba confabulado genéticamente para configurarlo anatómicamente como un perro velocista. No es necesario someterlo a la dureza extrema y a los malos tratos que rodean a cierto entorno del mundo de las carreras. Solo hay que tener en cuenta un dato: la esperanza de vida de un espécimen de mascota de hogar es de unos 12 años. En el caso de los perros de carrera, su media de vida desciende hasta los 7-8 años. El Lebrel inglés, como también es conocido, puede saciar sus ganas de correr con una buena salida al campo. Descubrirás que es muy tranquilo, capaz de dormir hasta 18 horas diarias.
El Galgo inglés también tiene su historia Se dice que el Greyhound tiene su origen en Oriente Medio. Alrededor del 900 d.C., comerciantes árabes fueron los responsables de introducir algunos ejemplares en Gran Bretaña. La alta alcurnia, con la monarquía a la cabeza, asumió que el regio porte del animal merecía toda la consideración por parte de las clases altas. Durante muchos años, su posesión estuvo restringida a reyes y nobles, prohibiéndose su relación con la plebe.
Cómo cuidar a un Galgo inglés Para tener una mascota alegre y feliz es imprescindible que tengas en cuenta los cuidados del Galgo inglés. Después de lo que te hemos comentado debes pensar un poco en satisfacer las necesidades de su naturaleza: la carrera y la caza. Por ello, necesitará de una familia que se implique a la hora de sacarlo diariamente. Si se lleva a cabo esta medida, tendremos en casa a un perro sociable, cariñoso y muy tranquilo. No necesita grandes cuidados. Sin embargo, hay que cepillar su manto de pelo corto y compacto a diario. Su piel debe ser limpiada con esmero para prevenir parásitos e irritaciones debidas a su delicadeza.
Alimentación de esta raza de galgo En este apartado debemos ser muy cuidadosos. El animal posee un intestino muy corto, por lo que sus digestiones se ven limitadas. Esto es vital para calcular sus raciones de alimentos, que irán en función de su actividad. De cualquier modo la comida debería repartirse en dos o tres tomas diarias y es más aconsejable el
pienso seco. Este procedimiento previene el riesgo de torsión gástrica, muy elevado en esta raza. El veterinario será el encargado de prescribirle suplementos nutricionales. Esto resulta esencial en los cuidados del Galgo inglés y en la alimentación de esta raza de galgo .

Salud y enfermedades

Como perro que es, el galgo inglés no está exento de sufrir problemas o enfermedades propios de su raza. En este sentido, no vamos a referirnos en este aparatado a los galgos ingleses que participan en carreras, ya que estos sufren una mayor cantidad de problemas, por lo que vamos a remitirnos al perro doméstico.

En este sentido, los problemas más comunes que puede tener serían el de torsión gástrica, la atrofia de retina, problemas de tiroides y también puede presentar alergia a algún compuesto químico. Todos estos problemas se suelen dar también en otras razas de perro aunque con respecto a los galgos ingleses, son los más habituales en detrimento de otros.

Por otro lado, es evidente que estos problemas afortunadamente no están garantizados y que en buena medida dependen ya no solo del estado de salud del perro, si no también del cuidado del mismo.

Precio

Si estás interesado en comprar un galgo inglés, puedes hacerte con un cachorro de galgo inglés por unos 200?. No se trata de una cifra barata, pero desde luego dista mucho de otros perros que cuenten con pedigrí o que sean de otro tipo de raza.

Promedio de vida

Si quieres que un galgo inglés pase a formar parte de tu familia, tienes que saber que permanecerá a tu lado entre 10 y 12 años de media. En este sentido, al igual que sucede con las diferentes enfermedades que puede padecer, un buen cuidado hará que su esperanza de vida sea más elevada, pudiendo aumentarla varios años por encima.

En definitiva, cuida bien a tu galgo inglés y tendrás un perro fiel a tu lado durante muchos años, con el que podrás compartir mucho cariño y sobre todo, una buena dosis de aventuras.